Blog

IMG_2597

Constanza Cuevas: Adiestramiento canino de ayuda y terapia

Constanza Cuevas, ex alumna y apoderada del Huelén, lleva más de seis años en la Fundación Canis, que se dedica a adiestrar perros de asistencia y terapia para niños con discapacidad y escasos recursos, además de formar personas capaces de adiestrar perros.

Cuenta que en Chile hay aproximadamente 30.000 solicitudes de adiestramiento al año, pero solo se concretan alrededor de 5 de ellas porque el rubro no da abasto para cubrirlas todas. Es por eso que este organismo le da la posibilidad a cualquier persona que hable español, que sea capaz de criar y entrenar a su perro de acuerdo a sus requerimientos y si es bueno y pasa los exámenes, tiene la posibilidad de ser certificado.

Conti, como le dicen sus amigos, estudió Administración de Empresas y Servicios en la Universidad de Los Andes, y a pesar de haber trabajado en Retail, empresas FocusAdvisors y ahora siendo socia de Grey Capital Group, siempre ha tenido vocación y amor profundo por los animales. Cuenta que las razas más idóneas para la labor de asistencia son los de caza (retrievers, labradores y golden) y los beagles, ya que son animales con instinto de recolección y acarreo de objetos. En su casa tienen 4 perros que son muy queridos por sus hijas (Colomba 5°B, Josefa 5°A y Agustina 1°B), quienes también participan mucho en el mundo de la preparación de perros; por lo menos una vez al mes viajan a Coquimbo, donde está la Fundación Canis, para enseñar y apoyar en las terapias para niños de escasos recursos con necesidades especiales. Por su parte, Colomba también está estudiando el Adiestramiento Canino y Terapia Asistida de Animales para su proyecto PQA (Perros que Ayudan) cuyo propósito es apoyar a los niños a aprender, ayudar y tener confianza, a través de una forma divertida, interesante y nueva: “Los Perros”.

¿Quiénes son los más beneficiados con esta labor de adiestramiento?

En primera instancia, toda la gente que tenga un familiar con discapacidad o que trabaje con alguien discapacitado y que quiera usar esta herramienta –que no requiere estar viajando a Santiago, sino que siguiendo las instrucciones, pidiendo ayuda y conversando podemos guiarlo–. En segundo lugar, y en el fondo en el largo plazo, nosotros aspiramos a masificar estos conocimientos, porque queremos que la gente empiece a adiestrarlos y que no se queden solo con el perro que necesitan. La idea es que las personas que aprendan a formar estos perros con el tiempo sigan haciéndolo para ayudar a otros; que su conocimiento se expanda para llegar a muchos.

Actualmente, ¿a través de qué canales se están masificando?

Bueno, las personas que se van capacitando a veces empiezan a trabajar en esto y abren sucursales de la Fundación Canis o se agrupan entre ellos, como lo que pasó en Antofagasta; los capacitados se juntaron y abrieron una sucursal de la Fundación, en la que nos representan haciendo terapia y usando los conocimientos que nosotros les entregamos. También en Coquimbo algunos de los voluntarios hacen terapia, cobrando muy barato, simplemente para pagar los costos de movilización, y así el beneficio y conocimiento le llega a más pacientes.

¿Cuánto tiempo toma adiestrar un perro de asistencia?

En general los perros ya están listos alrededor del año, pero la ley exige un año y medio de entrenamiento. Yo también creo que hay un tema de madurez, es decir, una cosa es que el perro sepa hacer todos los ejercicios, trucos y comandos –porque al año ya los sabe–, pero de ahí falta madurez emocional y practicar y practicar los ejercicios, ya que los animales aprenden en base a repetición.

Qué objetivos o metas tienen en el corto y largo plazo?

Nuestro objetivo en el corto plazo es hacer una mejora en los video-cursos que tenemos publicados en la página web. La información que se muestra ahí es correcta, pero queremos grabarlos de nuevo, que sean más interactivos, mejor editados, más amigables, quizás transformarlos en una aplicación o un e-book donde la gente pueda ir escuchando pequeñas reseñas y/o explicaciones de qué es cada cosa, etc.

La idea en una segunda etapa es difundirlos para que cualquier persona que tenga un familiar con discapacidad nos encuentre y tenga un sistema fácil a través del cual pueda llegar a aprender a hacer este trabajo y a tener éxito. En el largo plazo queremos internacionalizar la plataforma, subir más y mejores videos, hacer cosas más específicas –como por ejemplo, si se necesita adiestrar un perro guía, de servicio o para personas sordas– e ir ampliando los cursos, traducirlos para poder llegar a más gente, etc.

Contacto: www.canis.cl

+56979055028