Blog

IMG-20170322-WA0040

Carmen del Campo: “Las Hueleninas somos mujeres todo terreno”

"Carmela", como le dicen sus amigas de infancia, es ex alumna, mamá y profesora del Huelén. Llegó a Chile a los 11 años e ingresó a nuestro colegio en Vicuña Mackenna, pertenece a la 3ra generación del colegio y este 2017 cumple 30 años de haber salido de IV Medio.

Carmen del Campo llegó desde Argentina a vivir a Chile a los 11 años junto a sus papás, tres hermanas mujeres y dos hermanos hombres. Ingresó a 6° Básico del Colegio Huelén cuando éste se ubicaba en Vicuña Mackenna y llegaba hasta 8° Básico. “Carmela”, como le dicen sus amigas de infancia, pertenece a la tercera generación del colegio y este 2017 cumple 30 años de haber salido de IV Medio.

Es madre de seis hijos, tres mujeres que hoy son ex alumnas del Huelén –y alumnas de la Universidad Católica– y tres hombres que actualmente están en el colegio Tabancura. Cuenta que sus tres hijas son Hueleninas de corazón y reconoce que su marido es el fanático número uno del colegio. “Siempre le ha llamado la atención que las Hueleninas son mujeres súper completas, luchadoras, trabajadoras y lo que más le gusta es la preocupación por cada detalle, el sentido femenino de la calidez, ser acogedora y el ir más alto viendo siempre lo positivo”.

¿Cómo ves hoy al colegio en comparación con como era antes, en qué cambiado y en qué se ha mantenido?

A mí me tocó estar en la etapa fundacional, estábamos en un edificio que sabíamos que era provisorio y nos acomodábamos a lo que teníamos. Si bien nos cambiamos de edificio, hay cosas que se han mantenido, por ejemplo, el oratorio sigue siendo el lugar más importante del colegio, siempre bien arreglado y decorado, tampoco se han dejado de lado costumbres como la campaña de alimentos los primeros viernes del mes.

Si tuvieras que elegir las dos características que más te gustan del colegio, ¿cuáles serían?

Lo primero, que forma a las alumnas para saber arreglárselas con poco y a ser creativas tanto en la vida personal como en lo profesional. También, el sentido del trabajo bien hecho por amor a Dios, por muy oculto que sea ese trabajo debemos hacerlo bien y ofreciéndolo como oración.

¿De qué forma vives hoy día, como mujer y como mamá, el espíritu Huelén?

Lo vivo intensamente (ríe). Tratamos siempre de tener las puertas de la casa abiertas, darle vida a la familia con distintas actividades; inculcando la responsabilidad y el orden, siendo generosos para poder acoger a todos, y por supuesto, con la presencia de Dios cada día.

Carmen es profesora de Lenguaje y hace 5 años que trabaja en el Huelén; hace clases en 5°, 6° y 8° básico y también es Jefa del Departamento de Lenguaje en ese mismo Ciclo. Cuenta que nunca quiso trabajar en el colegio en que estudiaban sus hijas, para así darle prioridad a su rol como mamá; participando en el centro de padres, siendo MEC de su hija mayor desde pre kínder a IV medio, asistiendo a las Kermesse, misas del Colegio y todas las actividades a las que se le invitara.

¿Qué sello dirías que comparten las Hueleninas de hoy con las de hace 30 años?

Aunque suene autorreferente, somos mujeres todo terreno y no nos hacemos problemas con las dificultades cotidianas. Además, creo que nos identifica el hacer bien el trabajo, siempre cuidando la femineidad.

¿Qué herramientas entregadas por el colegio sientes que te han sido útiles en estos años?

Uff, muchas. De partida, la Vida de Piedad y la preocupación por los detalles, también virtudes como la responsabilidad, alegría, fortaleza y el orden.

¿Qué opinas del fomento que se le está dando este año al deporte?

Me parece fantástico, se ha demostrado que es un complemento muy importante para el desarrollo intelectual y, como queremos formar niñitas completas, el deporte cumple un rol fundamental en esa tarea.

¿De qué forma crees que el colegio ha ido avanzando de acuerdo al desarrollo de la sociedad?

Nos ha tocado una época de muchos cambios y creo que el colegio ha sabido sumarse a los que valen la pena; haciendo adaptaciones en los programas, por ejemplo, el bilingüismo que tenemos hoy hasta 4° básico, el método Singapur para enseñar matemáticas y el Programa para la Comprensión que le enseña a las alumnas a pensar, relacionar, tener una postura crítica y no solamente aprender un tema de memoria. Ahora estamos subiéndonos al carro de las redes sociales e incorporando la tecnología en las salas de clases ¡todo muy positivo!

¿Qué mensaje o consejo les darías a las alumnas del colegio?

Que aprovechen todas las instancias que les entrega el colegio para crecer; la posibilidad de ir a misa todos los días, tener a los sacerdotes disponibles para la Confesión, el amplio desarrollo intelectual que les entrega el colegio en las distintas áreas… Que lo disfruten hoy como alumnas y después como ex alumnas y mamás.

Y a los papás de las niñitas, ¿qué les dirías?

Que confíen en el colegio porque hay un muy buen equipo detrás de sus hijas. Si bien ellos son los primeros educadores, nosotros estamos siempre dispuestos a apoyarlos, a querer mucho a sus niñitas y hacer un trabajo muy dedicado con cada una.