Noticias

Entrevista a Carolina Soto y Jacinta Velasco, Coordinadoras de Preescolar

Preescolar es una etapa de adaptación constante, desde las rutinas elegidas para cada día, hasta el apego de las niñitas a sus profesoras. Debido a las clases online, sus profesoras han debido buscar diferentes maneras de lograr esa cercanía con ellas.
Conversamos con Jacinta Velasco (Coordinadora Académica) y Carolina Soto, (Coordinadora de Formación) y nos contaron su experiencia y la de las profesoras de estos niveles, durante este periodo.

-¿Cómo han vivido este periodo de enseñanza online?
Sin duda ha sido un periodo desafiante, que ha implicado cambios constantes y adaptarnos a una nueva realidad. Hemos logrado llegar a nuestras alumnas de una manera distinta, que nos ha permitido enseñar y estar en contacto con ellas y sus familias. Ha sido un período de grandes desafíos, de aprender mucho y de ser flexibles para ver lo mejor para nuestras alumnas cada día.

-¿Qué dificultades han debido enfrentar específicamente las profesoras de Preescolar?
Las profesoras de Preescolar han debido enfrentar varios desafíos: el más importante ha sido no poder estar junto a sus alumnas. Ellas generan un lazo muy grande con las niñitas en el colegio y eso ha representado una gran diferencia en cuanto a su labor.
Preescolar es una etapa de adaptación constante, desde las rutinas elegidas para cada día hasta el apego a sus profesoras y la formación de virtudes. Lo presencial en ese sentido es fundamental y hemos debido crear nuevas formas de estar lo más cerca posible y en eso el apoyo de los papás ha sido fundamental.

-¿Cómo es la interacción de las niñitas a través de la pantalla?
Al principio fue difícil, pero se han acostumbrado muy bien, es una realidad que han vivido gran parte del año, por lo que interactúan con sus profesoras y compañeras en las clases online de manera muy activa, contando sobre su vida, sus familias y las cosas que les pasan.
Al principio, como a muchos, les daba vergüenza y se tuvo que trabajar la confianza; luego, progresivamente se desarrolló una relación con sus profesoras, lo que ha hecho que ahora se les vea contentas y motivadas en las clases.

-¿Qué importancia tiene la educación presencial en las alumnas?
La educación presencial es fundamental, sobre todo en nuestro nivel; el aprendizaje se da en gran parte como el resultado de la interacción entre pares y profesoras. Lo presencial tiene ese dinamismo y flexibilidad que es muy enriquecedor y que te permite más fácilmente medir el clima de una clase y el ánimo de cada niñita, además de establecer vínculos que facilitan aún más la motivación por el aprendizaje. Nos ayuda a llevar a la práctica lo enseñado. En la formación de virtudes, que es un pilar fundamental de nuestro colegio, lo presencial es muy relevante para ir desarrollando hábitos en conjunto y para observar temas a trabajar con los papás.

-¿Cómo ha sido el apoyo de los papás a las niñitas en este periodo?
El apoyo de los papás ha sido clave. Si bien siempre hemos trabajado en equipo apoyando su rol de primeros educadores, su confianza y feedback contante nos ha servido mucho para seguir enseñando de forma personalizada y cercana. Sin duda han hecho un enorme esfuerzo y una gran labor han tenido que ser “profesores en la casa”, una difícil tarea. Han apoyado mucho a sus hijas, conectándolas a las clases, haciendo las actividades con ellas, mostrando los videos y proporcionando toda la ayuda que ellas necesitan para aprender en esta modalidad. La creatividad, comunicación y el trabajo colaborativo entre papás, profesoras y niñitas, sin duda ha sido fundamental.

-¿Qué mensaje les gustaría enviarle a las alumnas y papás?
¡Las estamos esperando! Las echamos de menos y cuenten con sus profesoras para lo que necesiten siempre. ¡Estamos trabajando mucho para poder recibirlas de la mejor manera muy pronto!
A los papás, queremos agradecerles todo su apoyo y esfuerzo en este acompañamiento, lo que ha sido fundamental para que nosotras, las profesoras, podamos realizar nuestro trabajo. ¡Muchas gracias!