Noticias

Entrevista a Francisca Agüero

Los invitamos a leer la entrevista que Seduc le realizó a nuestra profesora de historia, Francisca Agüero, quien utiliza el concepto de “clases invertidas” para enseñar los contenidos a sus alumnas:

En nuestra sección “Con la firma del profesor”, destacamos a la docente de historia del Colegio Huelén, Francisca Agüero, quien utiliza el concepto de “clases invertidas” para enseñar los contenidos a sus alumnas.

– ¿Cuál fue el contexto de esta modalidad de clases? (a qué curso(s) está dirigido, a qué asignatura corresponde, a qué materia de clases corresponde, etc.)

La idea de potenciar el pensamiento crítico en las alumnas ha estado siempre presente en los Colegios dirigidos por Seduc. Desde hace muchos años, se han capacitado a profesores con cursos, como la Enseñanza para la Comprensión (EpC), conjunto de técnicas y herramientas cuyo objetivo es ayudar a los profesores a mejorar la enseñanza y aprendizaje de las alumnas.

Esta forma de enseñanza y aprendizaje, unido a la emergencia sanitaria y, por consiguiente, las clases online, se convirtieron en un escenario perfecto para comenzar a impartir este modelo pedagógico de clase invertida o flipped classroom.

La clase invertida consiste en invertir el modelo tradicional de enseñanza, donde las actividades que normalmente se hacían en clases, como presentar un tema o desarrollar un contenido, ahora se realizan en espacios fuera de la clase. Para ello se envía a las alumnas con anticipación el contenido, ya sea forma de video, lecturas u otros.

En cambio, actividades que se hacían fuera de la clase, como aplicación del contenido y desarrollo de habilidades, ahora se desarrollan dentro de la sala de clase. De este modo, el tiempo que se ocupaba para explicar el contenido en clases, se ocupa ahora para actividades más vivenciales, donde el uso de la tecnología se convierte en algo fundamental.

Desde hace algunos meses, estamos implementando en el Colegio Huelén este modelo pedagógico, en algunos niveles y asignaturas específicas. En el caso de Historia, por ejemplo, lo estamos aplicando en 8° Básico y I° Medio, en los contenidos de América Colonial y Guerra del Pacífico respectivamente.

– ¿Por qué te surgió la iniciativa de hacer clases invertidas?

Esta iniciativa surgió porque nos dimos cuenta que comenzar a impartir este modelo pedagógico traería beneficios para toda la comunidad escolar: alumnas, profesoras y apoderados.

En el caso de las alumnas, la aplicación del modelo ha resultado muy eficiente, entretenido y ventajoso. En primer lugar, hemos visto cómo las alumnas aprenden en forma más autónoma y se convierten en las protagonistas de su aprendizaje. Esto no significa que aprenden solas, ya que la profesora debe guiar o modelar el conocimiento de sus alumnas, pero son ellas quienes toman el rol principal al momento de aplicar los contenidos durante la clase.

También hemos comprobado una mayor motivación y participación por parte de las alumnas. Durante la clase, ellas trabajan con habilidades superiores del pensamiento como crear, evaluar, analizar y aplicar, que las llevan a estar más entretenidas y “ocupadas” y, por lo tanto, a lograr un aprendizaje más profundo y significativo.

Otra ventaja que tiene este modelo, es que permite a las alumnas avanzar a su propio ritmo, ya que al tener los contenidos a su disposición y sistematizados por la profesora, los pueden estudiar y revisar en el momento y las veces que estimen necesario. Además, durante la hora de clases tienen más tiempo para resolver dudas y aplicar el contenido.

En el caso de las profesoras, también hemos visto muchos beneficios, ya que ha sido una forma de aprovechar el esfuerzo realizado durante el año producto de la pandemia, sobre todo, en cuanto al uso de las tecnologías.

Además, si bien ha significado un esfuerzo mayor, se ha traducido en una mejora en las planificaciones de nuestras clases, y hemos visto potenciado el trabajo colaborativo profesora-alumna y entre profesoras, ya que las clases se preparan en conjunto con la profesora del nivel y la jefa del departamento.

Los apoderados del Colegio también se han visto involucrados con este modelo, ya que la idea es poner a disposición de toda la comunidad escolar los contenidos producidos por las profesoras y alumnas.

– ¿Cómo ha sido la recepción por parte de tus alumnas? ¿Sientes que este tipo de recursos son indispensables para capturar su atención y sus ganas de aprender?

Pienso que la recepción por la parte de las alumnas ha sido excelente, muy positiva.

Se nota una mejor disposición por aprender y una mayor motivación y participación en clases. También han podido aprovechar una amplia variedad de aplicaciones y herramientas tecnológicas, guiadas por las profesoras, que las han ayudado a involucrarse más en el aprendizaje.

Pienso que para ellas el lenguaje de la tecnología es mucho más cercano y amigable lo que facilitan aún más el proceso. En este sentido, este tipo de recursos se transforman en herramientas indispensables para capturar su atención y sus ganas de aprender.